top10.gif

home.gifresumeWordcontact.gif

 

 

 

 

 

  nedstat counter Last Updated: December 3th, 2000

 

 

 

Modelos de digitalización de empresas

Cualquier modelo de digitalización se basa en adaptar la empresa a un entorno donde prima el intercambio de información (bits), y no el de bienes físicos (átomos). Así el nivel de digitalización optimo varia según el tipo de empresas.

Más allá de las empresas tradicionales, podemos distinguir dos tipos de empresas según su nivel de digitalización: 1) las digitalizadoras de procesos que han centrado la digitalización en reinventar sus procesos productivos a través de toda su cadena de valor (en el grafico corresponden al nivel “Digital process improvements”) y 2) las que además de digitalizar los procesos productivos han adoptado un nuevo modelo empresarial basado en un conocimiento profundo de los clientes y la identificación de futuras zonas de creación de valor ( en el gráfico corresponden a los niveles “Digital Customer Linkages” y “Digital intermediaries”).

A) Digitalizadoras de procesos. Reducen costes, aumentan la velocidad y mejoran cualitativamente los procesos de toda su cadena de valor ( incluyendo diseño de productos e investigación y desarrollo, compras a proveedores, procesos de fabricación, almacenamiento y distribución, marketing, ventas, servicio al cliente y recursos humanos).

B) Digitalizadoras de todo el modelo empresarial. Adoptar un alto grado de digitalización implica modificar todo el modelo empresarial. Este nuevo modelo empresarial se ve definido para cada empresa a través de varias etapas.

1 – Estudio de los clientes de la empresa y el mercado global. Analizando en detalle cuales son las cambiantes preferencias de los clientes, y identificar cuales son las “zonas de beneficios” emergentes en el mercado. Este análisis se basa en un cambio de perspectiva desde el tradicional análisis “desde dentro hacia fuera”, tipificando a los clientes y analizando como ofrecerle los productos de la empresa, a un nuevo análisis “desde fuera hacia dentro”, analizando como variar los productos de la empresa para adaptarse al cliente. Esta capacidad de anticipación es básica y debe de desarrollarse a lo largo de toda la vida de la empresa.

2 – La definición del nuevo modelo empresarial basado en Internet y las posibilidades de hyper-conexión del nuevo entorno que se adapte mejor a la captura de las zonas de beneficias identificadas haciendo así más fácil la retención de clientes, mejorando la creación de valor para el cliente y que mantenga viva la capacidad de anticipación.

Los puntos a definir principales a definir en este nuevo esquema empresarial son los siguientes:

 Definir las nuevas vías de creación de valor para el cliente. Para esto se debe abandonar la antigua visión de la empresa como “proveedora de productos”, y conceptualizarla como “solucionadora de problemas”.
 Definir un nuevo modelo de ingresos adoptado al nuevo modelo de creación de valor (mediante comisiones, tasas por referencias, publicidad…)
 Definir como usar las actuales ventajas de la empresa en el mercado para ganar en Internet.
 Definir como crear ciclos que refuercen las la posición de primacía de la empresa en el nuevo entorno online.

3 – Realización de la creación de valor. El mejor modelo empresarial de creación de valor es ineficiente sin una organización empresarial adaptada que lo soporte. Los puntos pricipales de la organización que se deben adaptar al nuevo esquema propuesto en el modelo empresarial digital son:

 Los trabajadores. El capital humano de la empresa debe de formarse y motivarse para asumir los nuevos roles
 La estructura. Definir cuales serán los nuevos roles, responsabilidades y canales de comunicación.
 El proceso. Adaptarlo al nuevo esquema.
 La infraestructura. Adaptar las conexiones entre trabajadores, procesos y sistemas.
 El liderazgo. Adaptar la visión estratégica, proceso de decisiones y objetivos.

En cualquier caso, los cambios organizativos deben hacerse de forma individualizada para cada empresa según los cuales sean los puntos clave que definan su modelo empresarial.

Concluyendo este análisis podemos destacar como la valoración de las acciones de las empresas que han adoptado este nuevo esquema empresarial ha aumentado exponencialmente, mientras que las empresas con el esquema tradicional de conquista de mercados a través de aumentar su porcentaje de participación han sufrido tan solo un crecimiento aritmético de en su valoración, tal y como muestra el gráfico siguiente.


Raúl Fernández Jimeno; c/Dolors Modolell, 9, 3r 3a B; 08960 Sant Just Desvern. Barcelona-Spain
raulfernandez@altavista.com ; Telf:+34 93 371 4444